Transformando desde la Educación: la mirada de Javier Correa en su incorporación a SUMEMOS

En el marco de nuestra serie de entrevistas «Voces en Movimiento», conversamos con Javier Correa, Maestro de Primaria y miembro de la Asociación de Maestros (ADEMU) en Montevideo. Correa, quien recientemente se unió al Movimiento Nacional SUMEMOS, comparte con nosotros su decisión de adentrarse en la militancia política, su visión sobre la situación actual de la educación y el futuro del Frente Amplio en Uruguay. A través de su compromiso y pasión por la enseñanza, Javier nos brinda una perspectiva valiosa sobre los desafíos y las oportunidades que enfrenta el país en la actualidad.

 

¿Cómo se dio tu incursión en la militancia política?

-Hace ya un tiempo que sentí la necesidad de involucrarme de una manera más activa y no simplemente como votante. Hace un par de años que estoy en el Sindicato de la Educación, en la Asociación de Maestros (ADEMU) en Montevideo y ahí he visto otras realidades y me he dado cuenta que es importante involucrarse y no estar esperando siempre que la respuesta venga de otro. 

Trayectoria política en sí no tengo, esto de la militancia es algo bastante nuevo para mí. Pero, tengo muchas ganas de trabajar por este nuevo gobierno frenteamplista. Busco aportar todo lo que pueda desde mi lugar en la educación que, como maestro, es de lo que más sé.

Me pareció que era momento de involucrarme y encontré en Carolina la candidata más adecuada. 

 

Fue en el acto de lanzamiento de Carolina Cosse que te acercaste al Movimiento Nacional SUMEMOS. ¿Qué te motivó a acercarte y a empezar a participar en la agrupación?

-Para ese acto yo ya sabía qué sectores eran los que apoyaban a Carolina y hasta el momento, no me sentía identificado con ninguno. En SUMEMOS, me pareció que estaba bueno cómo se define el sector: eso de ser independientes dentro del Frente Amplio, es algo muy positivo. Si bien está genial pertenecer a un sector y adherirse a su línea de pensamiento, creo que ser independiente también te permite una autonomía ventajosa. Además, ese día vi que era el sector de Glenda Rondán y es una persona que yo respeto mucho y con quien comparto línea de pensamiento.

 

¿Por qué el apoyo a Carolina Cosse? ¿Qué cualidades tiene para gobernar?

-Primero que nada, ella siempre hace hincapié en el trabajo en equipo y eso es fundamental. Al frente de la Intendencia de Montevideo ha formado un muy buen equipo de gobierno, sabe comunicar bien las cosas, tiene rasgos de liderazgo, sabe muy bien lo que hace y lo que quiere. Tiene una manera de ser muy cordial y muy correcta con todos, pero no se deja avasallar. 

Por el hecho de ser mujer en la política y pretender acceder a lugares donde tradicionalmente las mujeres no han llegado en el Uruguay, le pasan factura. Creo que ella está más que preparada para desempeñar la presidencia y tiene las cualidades necesarias. 

 

Desde tu rol en la enseñanza, ¿cómo visualizas la educación actualmente en Uruguay? 

-Si bien la educación siempre tiene que ocupar un lugar preferencial, creo que en un próximo gobierno frenteamplista se tendrá que prestar atención en ella, más que nunca. En este último periodo se deshizo mucho de lo que se había construido. 

La transformación educativa fue, en cierta manera, un cambio de nombre, porque el cambio de fondo que se necesita, no se hizo. Se eliminó la repetición en primaria o los exámenes en secundaria para que los números den mejor, pero el cambio importante de fondo, no se hizo. 

El cambio de los Consejos de educación por las Direcciones Generales ha generado una cantidad de situaciones complejas, sobre todo administrativas. La forma de resolver problemas se ha complejizado y eso genera aún más problemas. Ese tipo de cambios no sirvieron para mejorar, sino para burocratizar aún más el sistema.

Por otro lado, estas autoridades de la educación han tenido una conducción muy autoritaria y “de choque” con los docentes y con los estudiantes, eso no es positivo. 

La educación necesita más presupuesto, pero no es solo con dinero que se arreglan las cosas, también se necesita más participación de las diferentes partes que intervienen en los procesos educativos: los docentes, los estudiantes, las familias y los sindicatos. Así, poder construir juntos un sistema educativo que realmente funcione y entender, de una vez por todas, que en la educación, en sus diferentes niveles, está la base de todo.

 

¿Cuáles serían los cambios más significativos que te gustaría ver en el país?

-Que el Programa del Frente Amplio se empiece a llevar a cabo y que la gente sienta que tiene más posibilidades de participar. 

Si bien siempre estamos atados a la coyuntura y a lo que se hereda del gobierno anterior, es necesario que haya señales claras de activación. Tiene que haber un cambio muy grande, sobre todo en seguridad y en educación. Además, la reforma de la Seguridad Social también es un tema al que hay que prestarle atención. Hay muchos frentes para atacar y hay que trabajar mucho para mejorar situaciones que en la actualidad están totalmente mal.

 

¿Cómo visualizas al Frente Amplio de cara al 2024?

-Lo veo con mucha fuerza. Desde el oficialismo, se saben perdedores, lo están demostrando con su forma de actuar en este último período del gobierno y eso le está dando otra impronta al FA, además de que lo están diciendo las encuestas. 

Es notorio que el FA se ha visto fortalecido por cómo se ha venido manejando en estos primeros tiempos de la campaña. Y aunque no ha entrado en la campaña fuerte todavía, ya está demostrando que hay unidad para encarar un nuevo gobierno.

Te puede interesar: